Botellas sensoriales: cómo hacerlas y sus múltiples beneficios

Investigando nuevamente sobre la estimulación a los chicos, me encontré con las botellas sensoriales y decidí hacer las nuestras (mías y de mi hijo).

Los beneficios

Si bien todo lo que veía en imágenes me resultaba super atractivo, me pregunté porque el nombre de botellas sensoriales y que beneficios traen las mismas al desarrollo de cada uno de los sentidos.

Sus beneficios son múltiples, como por ej:

  1. Promueve la curiosidad, las ganas de explorar y fomenta el interés.
  2. Los mantiene en calma y concentrados.
  3. Son económicas y fáciles de realizar.
  4. Si las hacemos en conjunto con ellos, además estimula la motricidad fina al realizar con los dedos movimientos en pinza para lograr introducir los objetos a las botellas. Y asi también coordinar mano+ojos.
  5. Estimular los sentidos:
    • Auditivo: cuando hacemos botellas que no contengan líquido, sino que están cargadas con objetos que con sus movimientos generen sonidos. Ej, las podemos cargar con botones, clavos, legos, arroz, maíz, o lo que se te ocurra que pueda hacer algún sonido.
    • Visual: ayuda a estimular visualmente, haciendo que el niño no sólo se sienta atraído por su contenido, sino que pueda hacer seguimiento visual a os objetos en movimiento.

¿Cómo hacerlas?

Como ya les mencionaba son ¡super fáciles! Lo que necesitamos si o si para cada una las diferentes opciones que les voy a presentar son 2 cosas:

  1. Botellas de plástico. En la imágen podrán ver que yo además conseguí estos tubos de plástico con tapas roscas, pero la verdad que mi recomendación va mejor hacia las botellas de plástico de cualquier bebida. Pueden ser del tamaño que quieras, siempre mejor las más pequeñas para que entren fácilmente en sus manitos y las puedan manipular mejor.
  2. Pegamento. El pegamento es CLAVE. Es para pegar las tapas al pico de las botellas, para así evitar cualquier pérdida o que los niños las abran. Pueden usar la gotita, poxipol, uhu o siliconas.

Como antes les mencionaba, después ya depende si querés hacerlas para desarrollar la vista o la audición.

Para las del desarrollo visual:

A las botellas debemos incluir contenido líquido: Agua. Le podemos sumar otros para dar densidades distintas, como por ej aceite corporal, glicerina, alcohol, jabón translúcido, etc.

Para darle color, podemos introducir gotitas de colorante para alimentos, sólo un poquito para que no queden muy oscuras.

Los elementos que agreguemos no deberían ser de mucho peso, como para que puedan llevar mayor tiempo en movimiento dentro del agua. Como por ej: lentejuelas, confeti, purpurina, gomitas coloridas, etc.

Al girar las botellas podemos desafiar a los chicos a encontrar los diferentes elementos introducidos.

Para las del desarrollo auditivo:

El objetivo de estas es que con el movimiento se generen sonidos.

Estas botellas son secas y debemos introducir en las mismas elementos de mayor peso, que al chocar entre sí y con la botella puedan hacer algún ruido.

Ej de elementos a incorporar: botones, caracoles de mar, piedras, maíz, arroz, clavos, tuercas, legos, canicas, etc.

Ahora, les invito a que vayan guardando sus botellitas y se animen a explorar con lo que tengan en casa, de esta manera seguir propiciando espacios de juego con nuestros hijos, que a su vez ayuden a su desarrollo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: